¿…Y AL FINAL?

El 11 de junio de 1963, sentado en plena vía, en un punto transitado de Saigón, el monje budista Quang Duc entra en un profundo estado de meditación. Uno de los monjes que le acompaña baña su cuerpo en gasolina y le prende en fuego. El cuerpo de Quang Duc se quema mientras permanece sentado…